“Edificio de Aquarela debe ser demolido”: Sociedad Colombiana de Arquitectos

La afectación a un Bien de Interés Cultural (BIC) como lo es el Castillo de San Felipe y el incumplimiento de ciertas normas urbanísticas son factores determinantes para que la Sociedad Colombiana de Arquitectos considere que debe ser frenado el proyecto de Viviendas de Interés Social (VIS) Aquarela Multifamiliar y que de paso sea demolida la primera torre de 30 pisos que ya fue levantada.

“Para la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA) el edificio en construcción debe ser demolido. Además de afectar la vista del Castillo de San Felipe, la información que tenemos es que los aislamientos son menores a los exigido por la ley, que son de 5 metros. Los aislamientos que los constructores tienen de un costado son de 4,20 metros y por otro 4,60 metros. Lo que sí es cierto es que a Cartagena no le conviene restarle importancia a una de las edificaciones únicas que tiene el país y que le da valor agregado a la sociedad como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad”, le contó a este medio Flavio Romero, presidente de la SCA.

“Hay que resarcir”
Romero también precisó que aunque la demolición es una medida pertinente, también lo es el resarcir a los constructores en el caso de que cumplan a plenitud con las licencias de construcción que fueron otorgadas por la Curaduría Urbana N.1 a la Promotora Calle 47 SAS, dueña de este proyecto.

“Es importante que a quien le corresponda debería resarcir los costos, perjuicios y daños causados a los promotores de este proyecto por haberles otorgado unos permisos, pese a todos los vacíos legales que se pudieran llegar  a interpretar. Eso sí, esto se debe dar siempre y cuando los constructores hayan cumplido estrictamente con lo estipulado en las licencias de construcción”, dijo.

Revocatoria directa
Jorge Mendoza Diago, presidente de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar (SIAB) le reiteró a El Universal que la solución a la situación de Aquarela es la revocatoria directa de la licencia.

“Hemos manifestado desde un comienzo que hay formas contundentes para definir esta situación. Aunque hubo otorgamiento de licencias, si bien es cierto que de forma legal, estas no salvaguardan el patrimonio. Hemos solicitado la revocatoria directa de la licencia, que la puede hacer el alcalde (e) de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, o el secretario de Planeación. Al tomar esta decisión necesariamente la consecuencia directa es la demolición, ya que si deja de existir la licencia el edificio deja de ser legal”, dijo Mendoza, quien recordó que la revocatoria directa está contemplada en el Código Contencioso Administrativo.

Cartagena está lista para recibir a la Unesco
La ciudad está lista para recibir a la comisión de la Unesco que nos visitará  del 12 al 15 de diciembre, para verificar el conjunto monumental que nos dio el título de Patrimonio de la Humanidad. El anuncio lo hizo el alcalde (e) Sergio Londoño.

“Mostraremos las obras que se han hecho en el Centro Histórico, cómo se controla el espacio público y cómo los ciudadanos se apropian y quieren nuestro conjunto monumental. Los cartageneros amamos nuestro Centro Histórico y entendemos el valor patrimonial  que tiene, al igual que las fortificaciones”, afirmó el mandatario local.

“Es mentira que los cartageneros no valoramos nuestro patrimonio, crecimos, respiramos y lo vivimos; somos un pueblo comprometido con el patrimonio materia de una de las ciudades más hermosas del mundo”, afirmó. También se mostrará el centro vivo, que tiene un patrimonio inmaterial como las Fiestas de Independencia, la gastronomía y los ritmos musicales.

La misión, que estará en compañía del Ministerio de Cultura y la Cancillería, hará un recorrido por el Centro Histórico, la zona insular, Bocachica, el Castillo de San Felipe y todo lo que hacen los cartageneros por proteger nuestro patrimonio.
Además, le pondrá la lupa al edificio Aquarela, ya que este afecta al patrimonio.


Fuente: EL UNIVERSAL / Marylyn Martínez Martínez